Denuncian despidos masivos en Mondelez Pacheco

En pandemia, Mondelez comenzó a aplicar la modalidad de contratar por tres, cuatro, seis y hasta ocho meses, manteniendo este accionar en la actualidad. Esta es la cuarta vez que despide sin dar explicaciones, acumulando ya más de 900 despidos.

Se trata de 270 trabajadores de la planta de General Pacheco, que la empresa contrató bajo la modalidad de contrato a plazo fijo, a pesar de que realizaban las mismas tareas que el resto.

“Aunque lo hayan firmado bajo un acuerdo marco con el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) de Rodolfo Daer y la Comisión Interna, éste viola la ley de contrato de trabajo. No podemos permitir que esta multinacional, que trabajó durante toda la pandemia y gano en dólares, siendo una de las empresas alimenticias formadoras de precios, siga abusando de las leyes y cometiendo fraude laboral. Los puestos de trabajo están, y somos testigos de ello”, afirman los trabajadores y las trabajadoras a través de una carta pública.

Mondelez es una multinacional de un sector de la industria que más ganancias obtuvo y produce galletitas, golosinas y snacks como Oreo, Cerealitas, Terrabusi, Pepitos, Express, Milka, Cadbury, Shot, Tita, Rhodesia, Beldent, Bubbaloo, Halls, Tang, Clight y Royal.

Respecto a esta modalidad, los trabajadores señalan: “Primero amparados en la pandemia tomaron a préstamo (así decían los contratos) a trabajadores de las casas de comidas rápidas, para reemplazar a trabajadores que estaban de baja por covid. Eso decían en sus contratos, también bajo la modalidad de plazo fijo. Lo cual no fue cierto, ya que vinieron a reemplazar puestos de trabajadores que arreglaron, se jubilaron o los despidieron. Estos estuvieron trabajando más de siete meses con renovaciones.».

«Luego, antes de que se les terminen los contratos a los trabajadores de las casas de comidas rápidas, ingresaron la primera tanda de referidos, los cuales entraron para reemplazar a estos trabajadores para continuar haciendo las mismas tareas. Con varias renovaciones llegaron a trabajar casi un año, algunos otros entre cinco y seis meses y les dieron de baja, para luego hacer entrar una nueva tanda, la actual, otros 270 trabajadores, a quienes luego de haberles renovado también darán de baja este 30 de julio (…).

«Esta vez sus contratos dicen: ‘con el fin de cubrir necesidades estacionales de producción y abastecimiento a los distintos actores de la cadena productiva en la industria de la alimentación’, lo cual es totalmente falso. Aunque lo hayan firmado bajo un acuerdo marco con el Sindicato de Rodolfo Daer y la Comisión Interna, éste viola la ley de contrato de trabajo ya que utilizan una modalidad de contrato con el fin de satisfacer sus necesidades productivas«, remarcan, y agregan: «y lo decimos porque esta empresa no trabaja bajo la modalidad de temporada ya que, como dijimos, estos trabajadores vinieron a realizar tareas normales y habituales y a reemplazar mano de obra calificada en muchos casos. Serían más de 900 los trabajadores que, con estos 270, ya quedaron en la calle”.

“En medio de la situación que vive el país, donde lo que prima es mayor desempleo y trabajo precario, que dificulta sobremanera la calidad de vida de muchas familias, y en donde vemos una gran especulación por parte del sector empresario, no podemos permitir que esta multinacional, que trabajó durante toda la pandemia y gano en dólares, siendo una de las empresas alimenticias formadoras de precios, siga abusando de las leyes y cometiendo fraude laboral. Una prueba de este abuso fue cuando solicitó un preventivo de crisis trucho, en el gobierno de Mauricio Macri, con el cual logró no pagar las contribuciones patronales. Ahora pretende seguir ganando con este tipo de contratación fraudulenta. Los puestos de trabajo están, y somos testigos de ello”, agregan.

Fuente: Red ECO