Aumentan 40% las tarifas de colectivos y trenes en el AMBA

Será desde el 1º de agosto. El boleto mínimo de colectivo pasará a costar $25,20, mientras que el de los trenes rondará entre $9,50 y $17,50 según el ramal. 

Las tarifas del transporte público aumentarán un 40% en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) a partir del 1º agosto. De esta manera, el boleto mínimo de colectivo pasará a costar $25,20, mientras que el de los trenes rondará entre $9,50 y $17,50 según el ramal. 

Antes de fijar el incremento, el Ministerio de Transporte de la Nación comenzó la instancia de consulta ciudadana para que todos los usuarios puedan expresar sus opiniones, aunque no son vinculantes.

A través de la resolución 469/2022, publicada en el Boletín Oficial, el proyecto de modificación del cuadro tarifario detalla cómo quedarán los montos, que impactarán en las líneas de colectivos y trenes. Los valores estaban congelados desde hacía tres años.

Desde el Ministerio de Transporte aclararon que «no es una decisión tomada oficialmente. Lo que se publicó es el llamado a la participación ciudadana, previo para que cada usuario deje en la página del ministerio su opinión sobre la propuesta de ajuste tarifario que hemos hecho»  

De todas forma vale aclarar que este procedimiento es un paso burocrático que se realiza en todos los casos que se actualizan tarifas de servicios públicos, pero en la práctica terminará ejecutándose la iniciativa del Ministerio de Transporte.

FYLu5_YXoAEFp_m.jpg

En consecuencia, la escala de las tarifas de colectivo serán de $25,20 para el tramo de hasta tres kilómetros; $28, entre tres y seis kilómetros; $29,40, entre seis y doce kilómetros; $30,80, entre doce y 27 kilómetros; y $32,20, para más de 27 kilómetros.

El boleto mínimo en el Belgrano Norte será de $9,50; en el Roca y Belgrano Sur, $10,75; en el Urquiza, $11,25; y en el Mitre, Tren de la Costa, Sarmiento y San Martín, $17,25.

FYLu6JOXgAAeK8O.jpg

Para justificar los aumentos propuestos, la cartera conducida por Alexis Guerrera señaló que en las tarifas no se vieron traducidos los costos que generan para el sector las recomposiciones salariales, los incrementos en los precios de insumos y servicios, incluyendo al gasoil, el examen psicofísico para obtener las licencias habilitantes, el precio del material rodante, como así también, se han incorporado nuevos costos referidos a las medidas de prevención de la propagación del COVID-19.

«Con la finalidad de mantener la ecuación económico-financiera que permita el sostenimiento del servicio público del transporte automotor y ferroviario de pasajeros involucrado, en condiciones de calidad y eficiencia, resulta necesario trasladar una parte de los costos de explotación de tales servicios a los cuadros tarifarios», remarcó el Gobierno.

De todos modos, aclaró que se mantendrán las ventajas tarifarias de los transbordos a través de la Red SUBE, así como también los beneficios para sectores vulnerables.

Los aumentos también impactarán en los cuadros tarifarios de los ramales de larga distancia que unen la Ciudad de Buenos Aires con Mar del Plata, Bahía Blanca, Pinamar, Justo Daract, Tucumán, Córdoba, Rosario y Pehuajó; así como en los interurbanos regionales en Chaco, Salta, Neuquén, Entre Ríos, Córdoba y Misiones y en los servicios locales extendidos en la Provincia de Buenos Aires. NA