El mundo celebra el Día del Orgullo

Desde las 17 en Plaza de Mayo reclamarán por una ley que incorpore al código penal la figura de Travesticidios, Transfemicidios y Transhomicidio. Habrá marchas y celebraciones en todo el mundo.

La comunidad LGBTIQ+ de todo el mundo celebra cada 28 de junio el gran Día del Orgullo a través de desfiles, marchas y todo tipo de actividades. Poder visibilizar la orientación sexual sin ser condenados ni agraviados, viviendo plenamente los derechos conquistados, es la clave de esta fecha.

Se celebran décadas de lucha, gracias a las cuales los movimientos de la diversidad lograron conquistar derechos y libertades. Aunque falta mucho, no solo en términos legales sino también en términos de cambio cultural, las identidades diversas tienen un peso cada vez más fuerte en las decisiones que involucran distintas esferas de la sociedad.

En la Argentina, se cuenta con leyes pioneras: la Ley 26.743 de Identidad de Género sancionada en 2012, y la Ley 26.618 de Matrimonio Igualitario, sancionada en 2010.

El Día del Orgullo tiene su origen en los disturbios ocasionados en 1969 en un bar neoyorquino donde se reunían personas con identidades diversas, principalmente gays, en una época donde la homosexualidad estaba prohibida. El 28 de junio de aquel año, la comunidad homosexual se alzó contra una redada de la policía de Nueva York en el bar Stonewall Inn, en Manhattan, cuando las fuerzas de seguridad intentaron sacarlos de allí.

Un año después, tuvo lugar el primer Desfile del Orgullo, mientras que además se llevó a cabo la Marcha de la Liberación, en la que activistas de todo el país recorrieron un total de 51 manzanas hasta el Central Park. Otras ciudades, como Boston o Los Ángeles, también acogieron manifestaciones para celebrar la autoafirmación del colectivo.
Aquellos hechos son los que dieron lugar a lo que se conoce hoy como Día Internacional del Orgullo y el motivo por el que se celebra un 28 de junio.

La primera marcha del Orgullo en la Argentina se realizó el 28 de junio de 1992, en el epicentro porteño y con la participación de unas 200 personas, la mayoría cubiertas con pañuelos o máscaras por temor a ser reconocidas en sus trabajos, barrios y por sus familias.

A partir de 1997, en conmemoración del 30° aniversario de la fundación del grupo Nuestro Mundo, primera agrupación de personas homosexuales en la Argentina y en Latinoamérica, la marcha se comenzó a celebrar en varias provincias y ciudades del país en el mes de noviembre.

El orgullo es la respuesta contra la invisibilización, la condena social y el eterno estigma por ser distintos. También es una forma de manifestar de manera afirmativa la identidad sexual y las expresiones de género con placer y mucho orgullo. Además, representa una forma de auto-afirmación como colectivo de la diversidad contra las múltiples violencias vividas a lo largo de la historia.

Este año, la Marcha del Orgullo se realizará a partir de las 17 en la Plaza de Mayo, tiene carácter Plurinacional Antiracista y uno de los reclamos principales será una una ley que incorpore en el código penal la figura de Travesticidios, Transfemicidios y Transhomicidio.

Por su parte, el Gobierno porteño, desde las 0:00 hasta las 23.59 del este martes, proyectará la bandera del colectivo LGBTIQ+ sobre el Obelisco.

La iniciativa busca promover la dignidad, la igualdad de derechos, aumentar la visibilidad como grupo social y celebrar la diversidad sexual en todas sus dimensiones. NA