Argentina se clasificó para las semifinales en el Maurice Revello

El partido se jugó en el Stade Jules Ladoumengue, en Virtolles, y el único tanto lo marcó el delantero Alejandro Garnacho, a los cuatro minutos del segundo tiempo.

El seleccionado argentino sub-20 de fútbol, dirigido por Javier Mascherano, venció hoy a Panamá por 1 a 0, en cotejo por el Grupo A, y se clasificó semifinalista del torneo internacional Maurice Revello, en Francia (el ex Esperanzas de Toulon).

Argentina, que en el debut había vencido a Arabia por 1 a 0, lidera el grupo con seis unidades y ya clasificó. Panamá tiene dos puntos, Francia uno y los árabes no tienen ninguno.

Arabia jugará hoy a las 12.30 (hora argentina) con los locales.

En este torneo, con 12 equipos ubicados en tres grupos, los tres primeros se clasifican lo mismo que el mejor segundo.

El equipo de Mascherano tuvo tres variantes con respecto al conjunto del debut con Braian Aguilar por Agustín Giay en la defensa, Facundo Buonanotte por Nicolás Paz en la zona media y Santiago Castro, autor del gol ante los asiáticos, por Luka Romero.

El desarrollo del partido fue muy diferente al del debut, los árabes jugaron de contra y permitieron cierto espacio para el manejo del balón a Argentina, pero los panameños, que dominaron en el inicio del cotejo, plantearon un juego más ríspido y haciendo valer su opulencia física.

Un remate de Ricardo Phillips desviado para los centroamericanos, un disparo de Matías Soulé y un cabezazo de Castro fueron las únicas situaciones de gol en esa etapa inicial.

En el inicio del segundo tiempo, a los cuatro minutos, Garnacho recibió un notable pase de Soulé y tras un explosivo pique definió con un derechazo al palo derecho de Emerson Dimas, estableciendo el 1 a 0.

Luego Argentina debió sufrir ya que Panamá se adelantó en el campo y manejó el balón pero no tuvo contundencia y cuando llegó respondió con acierto el arquero Francisco Gómez.

Un triunfo ajustado, ante un rival difícil que ya dejó al equipo argentino en la próxima fase del certamen, con tiempo para trabajar y encontrar su mejor versión en la definición del torneo.

Este certamen fue ganado por Argentina en 1975 (con César Menotti como entrenador) y 1998 (con José Pekerman como técnico) cuando se llamaba “Esperanzas de Toulon”.